Una cáscara de limón puede quitar el dolor de las articulaciones si lo preparas de esta forma.

Los dolores articulares siempre son los causantes de las mayores molestias corporales que se puedan sentir. El estrés emocional y la incomodidad por la magnitud de la dolencia son demasiado irritante, sobre todo cuándo los padecemos justo en horarios laborales. Afortunadamente estos se pueden remediar con fármacos o con remedios naturales, siendo los últimos los métodos más eficaces, económicos y factibles para erradicar el malestar. Como un perfecto ejemplo de esto, traemos algunas recetas cuyo principal ingrediente es la cáscara del limón.

La cáscara del limón tiene iguales o mayores beneficios que la fruta en sí, de hecho, la gran mayoría de componentes calmantes se encuentran en ella y muchas personas ignoran ese hecho. Este ingrediente puedes emplearlo de diversas maneras y obtendrás el mismo resultado, el cual es aliviar los dolores articulares y musculares de una vez por todas y los más pronto posible. Si prestas mucha atención y sigues todos los pasos te aseguramos que tus dolencias desaparecerán en cortos lapsos de tiempo.

Cascara de limón para eliminar el dolor de las articulaciones

Recetas con la cáscara de limón para erradicar los dolores corporales

Una de las preparaciones más fáciles con la cáscara del limón, es obteniendo un ejemplar del cítrico, rallarlo asegurando que solo sea la piel la que retires y no la parte blanda y ácida de la fruta. Ahora bien, una vez que tengas los trozos de la concha del limón, los colocarás en las zonas adoloridas y procedes a tapar con una gasa, con un pedazo de tela o con algodón, la cuestión es que debe quedar algo presionado a tu piel. Deja reposar por al menos 1 hora o hasta que sientas que el malestar a desaparecido por completo.

Otra forma de preparación que muchas personas han empleado, es la combinación de la cáscara de dos limones con aceite de oliva y hojas de eucalipto. Este remedio consiste en mezclar todos los ingredientes antes mencionados en un envase de vidrio y que posea tapa hermética. Una vez unidos todos los componentes, lo guardas en un sitio fresco y al que no le lleguen los rayos del sol por 2 semanas ininterrumpidas.

Cuando haya transcurrido el tiempo de maceración, aplicas suficiente del líquido en el área donde sientas el dolor como si fuera una crema, cubres el lugar con un pequeño paño, tela o gasa y dejas reposar por 40 minutos. Solo ese lapso de tiempo bastará para eliminar la dolencia y eliminar todo tipo de malestar que pueda venir por medio de las articulaciones.

¿Porque utilizar sólo la cáscara y no el limón completo?

Simple, todos los componentes curativos del cítrico se concentran en su concha, es decir, que si la fruta es maravillosa para la salud, su cáscara mucho más, porque cada propiedad medicinal está más potenciada en ella. Lo fabuloso de todo esto, es que no sólo puedes emplear externamente sino también a nivel interno, ya sea en infusiones o mezclarlas en ricos postres.

¿Te ha parecido interesante este contenido? Compártelo en tus redes sociales.