¿Te habían dicho que puedes tratar tu tiroides de manera natural? Pues lo único que debes de hacer estos pasos muy sencillos

Ya los problemas relacionados a la glándula tiroidea son demasiado comunes, pero eso no significa que sea algo normal. Hay dos tipos de padecimientos relacionados con la tiroides y para ambos se presentan síntomas muy distintos que deben tratarse con un fármaco específico. Mientras que el hipotiroidismo nos hace aumentar de peso, ser sensibles a climas fríos, tener demasiada fatiga y dolores agudos en las articulaciones y músculos, el hipertiroidismo hace que bajemos de peso drásticamente, los sofocos se hacen interminables y se padece de diarrea continuamente. ¿Notas la diferencia? Afortunadamente este remedio natural puede ayudarte con ambos diagnósticos.

Los remedios naturales tienen la capacidad de abarcar una larga lista de enfermedades que pueden curar en pocos lapsos de tiempo y sin mucho esfuerzo, dentro de esa lista se encuentran los problemas de la tiroides y hoy vamos a hablar de un ingrediente especial. Se trata del aceite de coco, el cual puedes emplear muy fácilmente.

Pasos para tratar la tiroides de una manera natural

Aceite de coco para curar problemas relacionados a la glándula tiroidea

Necesitas empezar a reemplazar el aceite que utilizas habitualmente por uno de coco, es mucho más saludable a la hora de alimentarnos, nos aporta nutrientes esenciales para mantener a nuestro organismo libre de cualquier bacterias, toxina o virus e incentiva la pérdida de peso. Para emplearlo como un tratamiento para esta glándula, necesitarás consumir alrededor de 4 cucharadas de aceite de coco diariamente por 1 mes. Comenzarás a notar las mejoras en tu organismo durante la primera semana de tratamiento.

Propiedades medicinales del aceite de coco

Posee ácidos grasos saturados, monoinsaturados, poliinsaturados, polifenoles, vitamina A, K, y hierro. Todos estos componentes son especiales no solo para tratar las afecciones de la tiroides, sino también para combatir las siguientes enfermedades:

Cabello maltratado

Nuestra cabellera puede tener una pérdida de nutrientes gracias a la exposición solar o a un mal cuidado capilar. Si queremos acabar con esa condición, solo tenemos que aplicar un poco de manteca de coco desde la mitad de nuestro cabello hasta las puntas al menos 3 veces por semana.

Problemas cardíacos

Al reducir los niveles elevados de colesterol y triglicéridos, el aceite de coco es un buen aliado para el funcionamiento de nuestro corazón, pues a pesar de tener alto contenido de grasas saturadas, el ácido láurico actúa rápidamente en el órgano, así que puedes dejar de preocuparte por la salud de tu corazón de ahora en adelante. Las grasas saturadas del aceite de coco no son dañinas en absoluto para la salud cardíaca como muchos piensan.

Cura infecciones, y mejora la salud dérmica

Al fortalecer el sistema inmunológico y regenerar las células de nuestra piel, el aceite de coco es un ingrediente perfecto para tratar todo tipo de infecciones y para humectar la piel.

Además de la manteca de coco, para un mejor funcionamiento de la glandula se recomienda una dieta alcalina, rica en minerales y vitaminas como el yodo, calcio, cinc y vitamina D.

Comparte en todas tus redes sociales para que más personas sepan cómo tratar el hipotiroidismo y el hipertiroidismo.

Fuente.