Síntomas del estrés: 21 formas en las que afecta tu cuerpo (y seguro no notaste)

Si tu vida es algo agitada y te la pasas siempre de un lado a otro, es muy probable que el estrés sea una característica que te acompañe día a día, después de todo, es un mecanismo de defensa que tiene el cuerpo ante situaciones que detonen un estado de alerta y puedas, de alguna manera, huir del peligro emocional que enfrentas. A pesar de que es una respuesta bioquímica del cuerpo, el estrés puede afectar al organismo de diferentes maneras y muchos simplemente no notamos este hecho, por eso, debemos conocer cuáles son sus síntomas.

En sí, las señales que nos indican que estamos justo frente a una situación de estrés pueden confundirse con síntomas de otras enfermedades, pero cuando estos se presentan de manera concurrente no debemos tener la menor duda de que se trata de estrés y tenemos que tratar de evitarlo y relajarnos por el bien de nuestra salud. Si presentas alguno de los siguientes síntomas, lo ideal es que tomes las previsiones necesarias para no estar estresado todo el tiempo.

21 síntomas que se presentan cuando tenemos estrés

  • Pérdida del cabello
  • Escalofríos constantes
  • Mareos
  • Hormigueos corporales
  • Sensación de sequedad en la boca
  • Problemas para conciliar el sueño
  • Vértigo
  • Déficit en la memoria
  • Sudoración fría
  • Falta de aire
  • Irritación
  • Taquicardia
  • Fatiga
  • Cambios emocionales bruscos
  • Diarrea constante
  • Debilidad prolongada
  • Tensión
  • Dolencias musculares y articulares
  • Impaciencia
  • Temblores
  • Agitación

¿Por qué es causado el estrés y cuáles son sus consecuencias?

Cómo se mencionó con anterioridad, el estrés es un mecanismo de defensa del cuerpo, esto hace que libere adrenalina y cortisol, además, aumenta la glicerina y logra que la grasa se convierta en energía, claro está, solo cuando no nos estresamos de manera frecuente. Esto último nos perjudica porque puede hacernos padecer de problemas nerviosos severos.

La depresión, trastornos de bipolaridad, ansiedad, ataques de pánico y cambios hormonales. Asimismo, la transición física que se presenta es grave, pues los sarpullidos, herpes y dermatitis suelen aparecer y no hay manera de curación rápida, a menudo dejan muchas marcas y hay riesgos de cambios irreparables en el aspecto físico de la dermis.

¿Existe alguna manera de poder evitar el estrés?

Por supuesto, las posibilidades de cura se incrementan de acuerdo al estilo de vida que poseas, es decir, si tienes una buena alimentación, te ejercitas constantemente y tratas de despejar tu mente, los problemas relacionados al estrés van a disminuir hasta que poco a poco desaparezcan. Quizás vuelvas a sentir la sensación de ahogo en un futuro, pero no durará tanto, nadie es inmune a los sucesos de la vida.

Recuerda que también debes expresar lo que sientes y no ocultar tus sentimientos o pensamientos, no permitas que se queden estancados en tu interior porque eso te hace mucho más daño. Los problemas hay que enfrentarlos y la mejor manera de hacerlo es hablando, aceptando y saliendo adelante.

¿Has tenido alguna experiencia referente al estrés? Compártela con nosotros y difunde esta información en tus redes sociales.

Fuente.