Síntomas de Alzheimer inicial que NO debes ignorar ¡Ten mucho cuidado!

Los expertos médicos dicen que el Alzheimer causa más preocupación para las personas mayores de 55 que cualquier otra condición. Ante la sospecha de que alguien cercano pueda presentar síntomas del Alzheimer, se puede generar una experiencia estresante y emocional. Sin embargo, no hay que preocuparse sólo porque se olvidan algunas cosas, esto no significa necesariamente que se padezca la condición. Cuando se teme lo peor, lo recomendable es buscar ayuda de un profesional acudiendo a un centro de salud, de esta forma se garantiza una máxima calidad de vida y un aliviador de estrés para los seres queridos.

Síntomas de Alzheimer inicial

Según las últimas estadísticas, esta enfermedad es la forma más común de demencia, un trastorno cerebral serio que afecta a la vida diaria a través de la pérdida de memoria y cambios cognitivos. Una de cada diez personas mayores de 65 años de edad, y más de la mitad de los mayores de 85 tienen la enfermedad de Alzheimer. Y, por desgracia, en la actualidad, 26 millones de personas en todo el mundo tienen esta demencia.

Síntomas que identifican el padecimiento de Alzheimer

Lo malo es que se desarrollan lentamente y empeoran gradualmente con el tiempo, pasando desde una pérdida de memoria leve al deterioro cerebral generalizado. La química y los cambios estructurales en el cerebro destruyen poco a poco la capacidad de crear, recordar, aprender, razonar y relacionarse con los demás. Como las células mueren, se produce una drástica pérdida de personalidad y los sistemas del cuerpo empiezan a fallar.

La mayoría de los factores de riesgo comunes

Los principales son la edad, la historia familiar y la genética, sin embargo, hay otros factores de riesgo que se pueden influir. Mantener un corazón sano y así evitar la presión arterial alta, enfermedades del corazón, derrames cerebrales, diabetes y colesterol alto, puede disminuir el riesgo de padecer Alzheimer. Cuidar del peso, evitar el tabaco y el exceso de alcohol, permanecer conectado socialmente, ejercitar el cuerpo y la mente también es de gran ayuda.

Los síntomas más frecuentes

Son generalmente suaves al empezar, pero empeoran con el tiempo y comienzan a interferir con la vida diaria. Es importante recordar que cada persona es única, es poco probable que dos individuos con la enfermedad coincidieran con el mismo padecimiento de los síntomas. En particular, los pacientes pueden tener dificultad para recordar hechos recientes y aprender nueva información, estos síntomas se producen porque el daño temprano es, por lo general, a una parte del cerebro llamada hipocampo, que tiene un papel central en la memoria del día a día.

Asimismo, la memoria para los acontecimientos de vida que sucedieron hace mucho tiempo puede ser afectada en las primeras etapas de la enfermedad.

La persona puede perder objetos de la casa, luchar por encontrar la palabra adecuada en una conversación u olvidar el nombre de alguien, olvidarse de las conversaciones o acontecimientos recientes, se pierden en un lugar familiar o en un viaje familiar, olvidar las citas o aniversarios, entre otras cosas.

¡Recuerde compartir esta vital información en todas tus redes sociales!