¿Sientes que tus Pies se ponen fríos sin razón? Estas son las razones!

No importa que la temperatura esté demasiado alta, a veces suele pasar que los pies están muy fríos sin razón alguna y es sumamente extraño y preocupante. Algunas personas dicen que es producto de nervios o de estrés, pero en realidad hay varios motivos por los cuales los pies obtienen una temperatura más baja que el resto del cuerpo y en este post te diremos cuales son.

Pies frios sin razón

La sensación fría en los pies es una señal de que algo no anda bien en nuestro organismo. Si no le prestamos atención a tiempo esto podría en serio acarrear que suframos algunas enfermedad en el futuro, y esta teoría está respaldada por el estudio publicado en Foot Health Fact. Los síntomas pueden advertir el padecimiento de:

Mala circulación:

En un estado normal, cuando la sangre fluye normalmente por nuestro torrente sanguíneo mantiene los pies calientes o a temperatura normal. El tener los pies fríos es una clara señal de que la circulación no esta funcionando correctamente, esto puede ocasionar problemas arteriales si no se trata a tiempo.

Anemia:

Si no hay suficiente hemoglobina en la sangre, está deja de circular en nuestro sistema como corresponde, ocasionando que la piel se torne un tanto amarilla y pálida y que tanto las manos como los pies obtengan una sensación fría.

Hipotiroidismo:

Ocasionalmente se sufre un aumento de peso considerable porque la tiroide no produce con frecuencia la hormona tiroidea.

Sudor excesivo:

Cuando se utiliza un calzado inadecuado diariamente los pies no “respiran” por así decirlo, ocasionando que suden y estén fríos la mayor parte del tiempo. Trata de utilizar calzados ligeros y solo ocasionalmente. Cuando estés en casa mantenlos en aire libre y humectarlos.

Problemas neurológicos:

Cuando los nervios no están funcionando bien o hay algún daño el cuerpo no asimila las vitaminas, produciendo un déficit que poco a poco se va agravando.

Para evitar esta sensación y posibles enfermedades futuras debes cuidarte mucho, come verduras y especias que aumenten la temperatura de tu cuerpo. El jengibre, la pimienta y el curry serian buenas opciones para cumplir con la subida de calor en el cuerpo. Consume lácteos y cafeína en pequeñas proporciones, el abuso de ambos alimentos puede ser dañino.

Si sueles sudar mucho, cambia de calcetines o media al menos dos veces al día. Si son de algodón muchísimo mejor. Para finalizar, tomate un tiempo antes de acostarte a dormir y coloca tus pies en un recipiente con agua fría, déjalos reposar por 10 minutos, sácalos del agua, sécalos y unta crema humectante en ellos para proceder a realizar un masaje en ellos.

Así te desestresas, los humectas y ayudas con los masajes a que la sangre circule correctamente. Si después de estos pasos sigue allí el frío, acude a tu médico y ponte en control cuanto antes. Tu salud es primordial y debes cuidarte.

¿Te pareció interesante? déjanos tu opinión en la sección de comentarios. ¡Comparte en tus redes sociales!