Mitos y realidades de las Sopas Instantáneas: ¿Qué tan peligroso es comerlas?

La sopa instantánea se ha convertido en el alimento preferido de muchos, basicamente porque no tiene ninguna complicación al momento de prepararla, solo tienes que calentarla y posteriormente consumirla. El problema radica en las recientes afirmaciones que algunas personas han realizado, se trata de las posibles enfermedades que pueden padecer los usuarios por el consumo de esta sopa. Las polémicas y preguntas no se hicieron esperar, entonces nos preguntamos ¿Es realmente dañino su consumo? Puede que solo sea un mito.

Complicaciones de la sopa instantánea

Mentiras y verdades de las sopas instantáneas

Realmente, el contenido de sodio que posee este alimento es muy alto y no es recomendable que personas con hipertensión y diabetes lo consuman. Un estudio realizado por el Colegio Mexicano de Nutriólogos resaltó que las sopas instantáneas contienen la mitad de las cantidades necesarias de sal que una persona puede ingerir diariamente, es por ello que los pacientes con diabetes tipo 1 y 2 en la sangre y con presión arterial elevada no deberían comer esta comida rápida.

La alimentación que se debe mantener cuando se tiene alguna de estas dos enfermedades debe ser baja en sal ya que el mineral desequilibra el nivel de líquidos corporales, al padecer de estos desniveles el corazón puede inflamarse hasta llegar a agrandarse y causar problemas en las arterias coronarias.

Niveles de sodio que posee este alimento

Mientras que el cuerpo necesita solo 5 o 10 gramos de sal diarias (que equivalen entre los 2000 o 4000 mg del mineral), cada envase de sopa contiene 3337 mg, si se proporciona a un plato de sopa instantánea estaríamos consumiendo 667 mg de sodio, esto equivale a 1,5 gramos de sal. Como notarán, los niveles del mineral son totalmente excesivos para un solo plato de comida, y mucho más si se pretende comer más de un plato de sopa en un día.

Exageraciones sobre la sopa instantánea

Muchas personas llegaron a comentar que el consumo de las sopas instantáneas causaba cáncer, asma y demás enfermedades crónicas, esto es totalmente falso. Con respecto al cáncer, anteriormente se creía que la comida rápida aumentaba las células cancerígenas y estimulaba el crecimiento de tumores en diferentes áreas del cuerpo, sin embargo, gracias a varios estudios realizados por científicos especializados en materia oncológica, se logró determinar que este alimento no causa esta enfermedad terminal.

Por otro lado, no hay pruebas científicas que justifiquen o afirmen que las sopas instantáneas causan asma. Cada fórmula es distinta y puede que algunas contengan componentes a los que los asmáticos sean sensibles como también puede que no. Hay muchos factores que requieren más estudios, pero de igual manera no es correcto sacar conclusiones antes de tiempo.

Finalmente, comer sopas instantáneas no causa ninguna enfermedad y no son peligrosas en tanto y en cuanto las personas diabéticas e hipertensas no la consuman diariamente. Recordemos que los excesos siempre son dañinos para nuestra salud.

¿Te ha interesado este contenido? Déjanos tu opinión en la sección de comentarios y no olvides compartirlo en tus redes sociales.