La escarlatina ha vuelto y todos los padres deben tener cuidado con estas señales de advertencia

Ningún padre desea que su hijo se enferme, mucho menos cuando estos tienen apenas pocos años de vida, en los cuales son muy susceptibles de contraer muchas enfermedades, desde resfriados y fiebres a erupciones bastante complicadas. Desde el año 2015 se han estado presentando una cantidad de virosis muy peligrosas para nuestros pequeños y, entre ellas, se encuentra la escarlatina, una enfermedad que puede pasarse por alto, pues sus síntomas son muy similares al de la insolación.

Tenemos que tener mucho cuidado con nuestros hijos y con los malestares que presentan, pues aunque parezcan al manejables, puede que encuben un cuadro mucho más grave de lo que se aparenta, como por ejemplo, la escarlatina. Teniendo en cuenta la gravedad del asunto, procedemos a explicar cuales son exactamente los síntomas que nos indican que estamos frente a esta enfermedad.

La escarlatina y sus síntomas

¿Cuales son los síntomas de la escarlatina?

  • Sarpullido extremadamente rojo
  • Comezón
  • Carita muy roja
  • Dolor de garganta
  • Fiebre mayor a los 39 grados
  • Dolor abdominal y articular
  • Ganglios inflamados

¿Notan ahora que los síntomas se pueden confundir con otros malestares? una vez que se presentan todos los síntomas, que son concurrentes, es cuando viene lo grave y lo que debemos evitar, pues la piel empieza tornarse muy roja hasta llegar al punto de quemarse como si hubiese llevado demasiado sol, entonces, la piel se desprende tal como una serpiente.

Las áreas más afectadas del cuerpo son el rostro, el cuello, pecho y espalda, con la peculiaridad de que cuando aparece en el rostro, no se ubica en la zona de la boca, solo en la frente, mejillas y quijada. La enfermedad suele durar de 24 días a un mes.

¿Cuál es el tratamiento que podemos emplear para erradicar la escarlatina?

Vinagre de sidra de manzana:

Éste líquido medicinal tiene potentes cualidades curativas que erradican muchas enfermedades, entre ellas, la escarlatina, pues el vinagre de manzana tiene propiedades antiinflamatorias, antitóxicas y antibacterianas que combaten todo tipo de infecciones. Puedes darle de beber una cucharadita de vinagre o simplemente untarlo en las zonas afectadas con la ayuda de una gasa y dejar que el remedio penetre la piel.

Infusión con menta, miel y hojas de frambuesa:

Esta bebida caliente es especial para reducir los dolores de garganta, pues la menta es un antigripal y antiinflamatorio, por lo cual la hinchazón tanto en la garganta como en las articulaciones y del resto del cuerpo disminuirá. Mezcla todos los ingredientes en un recipiente con agua hirviendo, espera unos minutos para que sus propiedades salgan a flote, cuela el líquido y haz que tu pequeño lo beba dos veces al día.

Aceite de lavanda:

La aplicación de éste aceite, conjugado con aceite de oliva o de ricino le hará muy bien a tu hijo, pues son excelentes para tratar los daños en la piel, erradicar la comezón y evitar que le queden marcas en su cuerpo. Unta la combinación de aceites en su cuerpo 3 veces al día.

Comparte este contenido en tus redes sociales.