¿Has sentido que se te adormecen las manos y brazos? Ponle atención a las señales que te envía tu cuerpo con esto

Un malestar corporal puede deberse a muchos motivos, el problema radica cuando no le prestamos atención a las señales que envía nuestro cuerpo. Cuando una serie de síntomas extraños se hacen presentes tenemos que tomar medidas en seguida, pues no sabemos con exactitud a qué se deben y qué enfermedad podemos estar padeciendo en ese momento. Un ejemplo claro de malestar que puede empeorar, es el adormecimiento de las manos y brazos.

Alerta a las señales que te envía tu cuerpo

Puede deberse a una osteoporosis cervical

Las vértebras de la cervical se conectan con los nervios de las manos, brazos y parte de todo el cuerpo. Cuando no hay un flujo constante de sangre en el organismo, las extremidades se adormecen y no operan con normalidad. Quizás después de que se duerman las manos y los brazos notes como poco a poco se inflaman.

Diabetes o anemia

Este tipo de enfermedades afecta considerablemente a todo el sistema circulatorio y por consiguiente, origina una serie de enfermedades como reacción secundaria del cuerpo. El hecho de que tus extremidades comiencen a inflamarse, perder la sensibilidad y que te cortes y la piel no cicatrice puede ser una señal infalible de que la diabetes está presente. Por otro lado, la anemia puede causar esos mismos malestares con la leve diferencia de debilidad corporal y aspecto demasiado pálido.

Neuralgia del plexo braquial

Nuestro cuerpo tiene muchos nervios y tejidos que están ubicados en diferentes áreas. Cuando uno de ellos es presionado o se siente afectado por cualquier motivo externo o enfermedad, es común que prive de muchas funciones y nutrientes a los músculos, articulaciones, extremidades etc. Tal como el caso de una Neuralgia del plexo braquial, pues uno de esos tejidos puede estar inflamado y genera a su vez, una hinchazón en varias zonas del cuerpo, pero además de eso, es muy probable que se sienta mucho dolor.

Trombosis venosa de miembros superiores

Los coágulos sanguíneos que se forman en las arterias pueden estar impidiendo la distribución de oxígeno y nutrientes por todo el organismo. Uno de los síntomas comunes de la trombosis es el adormecimiento de las extremidades, así como también la inflamación y quizás algo de dolor esporádico. Es muy posible que tu piel se vuelva un poco roja y si eso pasa quiere decir que los coágulos han causado una obstrucción sanguínea.

Síndrome de túnel carpiano

Esta enfermedad es común en las personas que tienen demasiada movilidad en las manos, pues los ligamentos se rozan constantemente y llegan a un punto en el que se inflaman y la dolencia se vuelve aguda. Muchas personas asocian este padecimiento con las secretarias pues son ellas las que hacen trabajos forzados con las extremidades durante su jornada de trabajo, pero eso no excluye al resto de las personas de llegar a tener este síndrome.

Si tus manos y brazos se adormecen de la nada y tienes algunos de los síntomas que hemos mencionado en este post, ve inmediatamente a un médico.

Comparte en tus redes sociales y coméntanos todas tus inquietudes.

Fuente.