Cuando terminas una relación, es recomendable no comenzar otra al poco tiempo por estas 10 razones!

Es común que el primer pensamiento que se nos venga a la mente cuando terminamos una relación, es comenzar otra, pero resulta que estamos cometiendo un error, primero porque podemos dañar emocionalmente a esa tercera persona que intenta querernos y, segundo, no vamos a entender en qué fallamos o que debemos mejorar, mucho menos mantener nuestras prioridades totalmente organizadas y terminaremos en un embrollo muy difícil de conciliar. Hay muchos motivos por los cuáles es mejor quedarnos solos por un tiempo, pero te vamos a mencionar los más indispensables.

10 razones por las cuales no puedes comenzar una relación después de haber terminado otra

Razones para no comenzar otra relación pronto luego de un rompimiento

No podrás cumplir bien tus metas:

Si consigues a una persona enseguida que has terminado con otra, no podrás cumplir con lo que te has propuesto a corto plazo porque tus prioridades cambian drásticamente.

Tienes que saber en que te equivocaste:

Si sabemos que hemos fallado con nuestra anterior pareja, no podemos pretender que con esta no pasará lo mismo si ni siquiera hemos estudiado a fondo nuestra actitud.

Toma lapsos para saber quien eres verdaderamente:

Tenemos que darnos la tarea de descubrir qué es lo que en verdad nos hace sentir a gusto, pero eso solo lo sabrás si te autoestudias y esto conlleva algo de tiempo.

Acepta que todo terminó:

Lo mejor, tanto para ti como para esa persona que te quiso en su momento, es dejar transcurrir el momento de duelo sentimental sin necesidad de intentar suplantarla con otra persona.

Aprende a quererte a ti misma:

No sientas miedo a la soledad, porque a veces ésta es la mejor compañía que podemos tener para saber quienes somos, de qué estamos hechas y de descubrir que no necesitamos de nadie más que nosotras para ser felices.

Culpabilidad:

Si tu relación ha terminado en malos términos e inmediatamente entras en otra, ten por seguro que todo sera toxico, porque no vas a saber corresponder el cariño que esta nueva persona te está dando y terminarás sintiéndote culpable por eso.

Insatisfacción sexual:

Muchas personas alegan que al momento de tener intimidad con su nueva pareja, terminan recordando a su antiguo amor y no llegan al tan esperado clímax. Prácticamente todo es un desastre.

Comparaciones extremistas:

Esto es algo muy común, pues siempre vamos a tender a comparar hasta la mas minima cosa entre tu ex y tu nueva pareja, porque aún no has superado a esa persona y buscas la manera de tenerlo presente.

Solo Buscarás distracciones:

Sólo quieres tener a alguien contigo para no sentirte sola y no solo te estas haciendo daño tú, sino también a ese nuevo sujeto que si quiere algo bueno y duradero contigo, pero lamentablemente tú no puedes corresponder correctamente.

Sientes inseguridad:

Esto es completamente normal, porque no estás segura de que es lo que realmente sientes. No sabes si estas enamorada o defraudada, triste o molesta, actúas prácticamente por instinto y tus emociones están a flor de piel.

¿Te ha parecido interesante este contenido? Compártelo en tus redes sociales.