Cómo limpiar la base de ollas y sartenes fácil, sin esfuerzos, se limpian solos

Cuando estamos cocinando es muy normal que ocurran todo tipo de accidentes, sobre todo con tus utensilios de cocina, los cuales en su mayoría están expuestos al fuego, por ejemplo, las ollas, sartenes, cazuelas, etc. Ahora bien, sabemos que eliminar los restos de comida, grasas y marcas de quemaduras es una ardua tarea y por lo general se fracasa en el intento, debido a la falta de efectos positivos por parte de los productos químicos de limpieza. Para evitar o combatir estos inconvenientes, hoy hablaremos de cómo limpiar las ollas y sartenes de manera fácil y con el mínimo esfuerzo.

Las recetas caseras no solo comprenden platos culinarios o remedios para combatir enfermedades, pues algunos de los ingredientes más utilizados en comidas y medicinas naturales también nos pueden servir para limpiar los utensilios de cocina y otros objetos de nuestro hogar. El truco casero que te proporcionaremos hoy es muy sencillo de preparar y los resultados te encantarán.

Las ollas y sartenes se limpian solos

Truco casero para limpiar ollas y sartenes

Si lo que quieres es aclarar tus ollas y que se vean brillantes, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Una esponja
  • Sal
  • Vinagre
  • Limón

Toma la olla que deseas limpiar, humedécela, coloca una capa de sal por toda la superficie o el interior, luego vierte un poco de vinagre y el jugo de un limón para posteriormente pasar la esponja. Procura que esa mezcla repose al menos 10 minutos en el utensilio de cocina que estás limpiando para que actúe correctamente y elimine cualquier bacteria que pudiera estar allí. Luego enjuaga como de costumbre y repite la acción con el resto de la cubertería, ollas y cazuelas que poseas y que quieras asear.

Con este truco podrás retirar la grasa que se encuentra adherida en la superficie de tus ollas y que es sumamente difícil de eliminar. Además, la potencia de los componentes presentes en los ingredientes empleados en la receta, hace que el brillo perdure y que la suciedad no se pegue con facilidad.

Otros trucos especiales para lavar los trastes

Hay otras maneras sencillas de asear tus ollas, por ejemplo, crear tu propia solución jabonosa con limón, bicarbonato de sodio y agua caliente. Tendrás que mezclar estos ingredientes en un recipiente con rociador, batir bien y humedecer tus objetos con el jabón natural. Deja reposar durante 5 minutos y lava muy bien.

Por otro lado, si tienes ollas y cazuelas de aluminio y notas como poco a poco se van tornando de color negro, lo mejor será que comiences a cocinar cebollas o manzanas con mucha agua, pues el ácido que desprenden estos alimentos es capaz de blanquear y abrillantar el objeto. De igual manera, en caso de que tengas materiales de hierro, solo tienes que frotar sal marina con agua caliente en la zona afectada y enjuagar como de costumbre.

Esperamos que emplees estos trucos cuanto antes y nos dejes tus resultados en la sección de comentarios. ¡Comparte en todas tus redes sociales!

Fuente.