Cómo detener el enojo de un niño con sólo una pregunta. Es asombroso lo bien que funciona!

La ira es un sentimiento difícil de dominar, ya que requiere de un gran autocontrol, por lo que los niños al no contar con las herramientas necesarias son propensos a enojarse haciendo berrinches.

Aunque mucho se ha hablado de que la caja de la rabia y el frasco de la calma de Montessori son las mejores técnicas para ayudar a nuestros pequeños cuando están muy enojados, es bueno que sepas que existe una técnica más simple y efectiva que cualquier otra.

Afortunadamente esta técnica te será de gran ayuda a la hora de tener que lidiar con un enojo acompañado de gritos y llanto.

A continuación, en este artículo te mostraremos una asombrosa técnica, la cual consiste en hacerles una pregunta a los niños en el momento en que se sientan enojados por algún motivo.

Lo que debes hacer para que tus pequeños aprendan a controlar la ira

La pregunta que les harás a tus pequeños en esos momentos en los que se encuentren llenos de ira es: ¿Esto es un problema grande, un problema mediano o un problema pequeño?

Al hacer esta pregunta en un momento de enojo provoca que los niños sean capaces de medir la importancia del problema, así como también de buscar formas para enfrentarlo y resolverlo, lo cual les brindará las herramientas que necesitan para la vida adulta.

Por lo tanto, si el problema es pequeño ten por seguro que los niños entenderán que pueden resolverlo fácilmente y que no tienen por qué enojarse.

En cambio, si el problema es medio debes explicarles que se puede resolver pero que necesitará tiempo, por lo que deben ser pacientes.

Por el contrario, si el problema es algo grande, con grande me refiero a “grande” desde el punto de vista de un niño, por lo que no debes ignorarlo sino darle la importancia que necesita para ayudarles a aceptar que existen cosas que aunque no les guste no se pueden cambiar, o por lo menos, no de forma inmediata.

Conforme pasa el tiempo podrás notar cómo los niños empiezan a clasificar los problemas fácilmente y a intentar resolverlos, por lo que debes estar pendiente de ese momento para felicitarlos.

Es importante que sepas que esta técnica depende de distintos factores, por lo que no debes forzarlos a comprender la situación y darles el tiempo y el espacio que necesitan para lograr hacerlo por sí mismos.

¡No olvides compartir y dejar tus comentarios!

Fuente: lavozdelmuro.net