Cómo cultivar un árbol de limón en tu casa. No te imaginas lo fácil que es!

Es normal que nos den ganas de sembrar plantas y árboles en nuestro hogar, sin embargo, no lo hacemos por no saber cómo hacerlo o porque vivimos en un departamento. Como sabemos lo que te gusta y estamos conscientes en que no hay nada como tener una planta y disfrutar de su belleza, olor y frutos, traemos una solución casi perfecta pues, a pesar que algunas plantas se pueden mantener en macetas, muchas crecen demasiado y es imposible tenerlas en casa. Se trata de los limoneros, los cuales puedes sembrarlos en macetas o directamente en la tierra debido a su pequeño y controlable tamaño.

Cultivar árbol de limón

Plantar un limonero es sumamente fácil, solo necesitas darle un poco de tiempo y mantenerlo en un lugar soleado. Sus frutos pueden demorar algún tiempo en aparecer, pero cuando lo hagan, te sentirás muy bien porque ese fruto ha salido de una planta que has sembrado con tus propias manos y a la que le has brindado los cuidados necesarios para florecer.

Componentes para la siembra

Una maceta:

Necesitarás una para poder sembrar la planta. Es necesario que tenga entre 15 o 20 centímetros de profundidad y 20 de ancho. Debe tener sus agujeros de drenaje para el agua no se estanque, además que tienes que tener una maceta de repuesto, recuerda que la planta crece, a menos que al momento de cambiarla la siembra directamente en la tierra.

Tierra:

En realidad puede ser cualquier tipo de tierra, pero si está contiene de una vez el abono sería perfecto y haría que el limonero germine con mucha más rapidez.

Un limón:

El elemento más importante, escoge cualquiera que sea tu agrado.

Modo de siembra

  • Coloca la tierra en la maceta, solo hasta la mitad.
  • Agrega un poco de agua para humedecerla.
  • Vuelve a colocar la tierra hasta 2 centímetros antes del tope y vuelve a humedecer.
  • Corta el limón y escoge una semilla a tu criterio, puede ser la más grande o una de tamaño normal.
  • Retira los residuos de la pulpa del limón con tu boca y plantala dos centímetros bajo la tierra de tu maceta y cúbrela totalmente.
  • Agrega más agua y listo.

Algunas personas tapan la maceta con un trozo de plástico y le abren algunos agujeros para que respire, pero esto no es necesario si la dejas en un lugar fresco y soleado. Recuerda que debes regarla diariamente. Luego de dos semanas la planta empieza a germinar así que los cuidados incrementan, debes colocarle abonos, vitaminas de plantas, incluso puedes hablarle.

Muchas personas dicen que si les hablas a tus plantas estas crecen hermosas y sanas, además de que sus frutos son más grandes y jugosos.

Es importante que coloques tu limonero en un lugar fresco y con acceso al sol, así absorberá nutrientes naturales y crecerá sano y sin contratiempos. ¿Ves lo sencillo que es? Comienza a plantar tu limonero y disfruta de su crecimiento en tu hogar hasta que tengas sus frutos.

Comparte este contenido en tus redes sociales y comenta como va tu limonero en la sección de comentarios.