Científicos confirman el gran poder curativo de los gatos

Muchos sabemos que cuando tenemos mascotas nuestras vidas cambian, pues ese pequeño animal se convierte en una parte fundamental de nuestra familia en un lapso demasiado corto. En el caso de algunos, mascotas como perros o gatos pueden parecer hijos de sus dueños por la cantidad de mimos y atenciones que estos reciben. Ahora, existen estudios que afirman que la posesión de gatos, por ejemplo, ayuda considerablemente a mejorar nuestra salud en diferentes formas y aspectos.

Los gatos son los felinos más queridos por los humanos, de hecho, en el antiguo Egipto fueron totalmente venerados. En la actualidad son seres bastante tiernos y hermosos, pero muchos hemos ignorado que su sola presencia puede curar enfermedades sanguíneas e incluso el Alzheimer.

El poder curativo de los gatos según los científicos

Capacidades curativas de los gatos

Mejoran la salud cardiaca:

Un estudio realizado en la facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Missouri, reveló que lo gatos pueden reducir el nivel peligro cardíaco cuando el corazón se encuentra bajo palpitaciones descontroladas. De esta manera no sólo regulan y mejoran la salud cardiaca, sino que también pueden disminuir el riesgo de tener uno o más infartos en el futuro.

Estimulan la circulación:

Este es un aspecto bastante delicado de nuestro organismo, porque una sola falla en la circulación puede acarrear daños graves en nuestra salud, por ejemplo, que se origine una obstrucción arterial y posteriormente se alteren todos los niveles del cuerpo hasta producir un infarto por acumulación y bombeo excesivo de sangre. Afortunadamente los gatos pueden evitar esto con sólo maullar o dejarse acariciar.

Reduce las posibilidades de sufrir enfermedades mentales:

La Universidad de Buffalo realizó una investigación en la cual estudiaban el comportamiento y reacción de los gatos con los humanos y los resultados fueron sorprendentes. Resulta que mientras ambas especies comparten tiempo juntos, los gatos reducen la producción de cortisol, gracias a eso, las probabilidades de padecer Alzheimer, estrés, depresión, demencia senil y dolencias corporales son muy bajas.

Aceleran la curación de los huesos y músculos:

Ya sea que tengas la edad de un adolescente o la de un adulto mayor, en algún momento de tu vida puedes fracturarte o tener los músculos heridos. Resulta que la cura puede estar en tu casa si tienes un gato. Su sola presencia hace que el organismo trabaje mucho más rápido y realice el proceso curativo en las áreas afectadas.

Eliminan el estrés:

Esto no solo ocurre con los gatos, los perros también aplican para esta habilidad. A veces nuestro nivel de cansancio y estrés se suele acumular y eso es muy dañino para todos, pero cuando se tiene una mascota, nuestro cuerpo se relaja con una mirada, un ladrido o maullido y unas cuantas risas gracias a las locas cosas que a estos pequeños se les ocurre hacer para llamar nuestra atención.

Ya lo sabes, si tienes un gato, no dudes en acariciarlo y darle todo tu amor, después de todo, ambos se beneficiarán.

Comparte esta información en tus redes sociales.

Fuente.