5 Razones por las que no deberías beber agua fría

Los médicos nos recomiendan beber mínimo 8 vasos con agua al día y la mayoría lo hacemos, sin embargo, lo estamos haciendo de la forma incorrecta y eso poco a poco nos está debilitando. Tenemos que ser conscientes de las grandes diferencias que abarca el consumir un vaso con agua fría y otro con líquido vital natural, pues uno de ellos nos mantiene saludables y el otro nos perjudica gradualmente.

Es hora de que todos conozcan los motivos por los cuales no deberíamos beber agua fría. 

Razones para no beber agua fría

Desmejora el sistema sanguíneo

El agua fría hace que los vasos sanguíneos se estrechen y que la sangre no se distribuya por todo el organismo, esto es grave porque se pueden producir coágulos sanguíneos en cualquier parte del cuerpo, además, el corazón va a bombear la misma cantidad de sangre y, al reducirse el ducto de distribución, daría pie a obstrucciones arteriales.

Por otro lado, el consumo de agua tibia tiene un efecto totalmente diferente y mucho más saludable, pues relaja estos vasos y expulsa todo tipo de toxinas que puedan encontrarse en la sangre.

Deteriora el sistema respiratorio

Cuando el organismo hace contacto con algún líquido frío, produce mucha más mucosa de lo normal y eso causa daños severos en el los pulmones, posterior a eso la respiración se dificulta en tiempos muy cortos y acciones tan sencillas como caminar harán que te sientas demasiado cansado.

Beber agua tibia todas las mañanas puede aliviar la irritación en la garganta y reducir el líquido en los pulmones, mejorando la forma en la que respiras y evitando cualquier afección en los órganos.

Debilita al organismo

Muchas personas beben agua fría después de las comidas ignorando que esto ocasiona un incremento considerable de mucosa en el cuerpo, esto además de perjudicar a los pulmones, también debilita el sistema inmunológico y da pie a que muchísimas bacterias entren al organismo, ocasionando una serie de enfermedades difíciles de combatir.

Problemas nervioso muy peligrosos

Es muy probable que cuando consumes cualquier líquido o alimento helado, sientas una sensación fría recorrer toda tu cabeza y quedarse allí por unos largos y dolorosos minutos. Esto ocurre porque las temperaturas muy bajas crean dolores no sólo en la cabeza, sino también en todo el cuerpo. Por lo general este tipo de situaciones son un gran detonante para las personas que sufren de migraña.

Ralentiza la digestión y el proceso metabólico

El agua templada tiende a cambiar el estado de las comidas que acabamos de consumir, convirtiéndolas en sólidas y haciendo que la digestión se vuelva mucho más lenta de lo normal, ocasionando que las grasas se almacenen y subamos de peso más rápido de lo que pensamos.

Es mucho mejor beber agua tibia luego de comer, pues se logra la absorción de los nutrientes con mucha facilidad y se estimula al metabolismo y a la digestión. Notarás como tu cuerpo deja de sentirse pesado y quedaras sumamente saciado.

Recuerda compartir por tus redes sociales esta información.

Fuente.