4 señales que tu cuerpo te envía cuando consumes demasiada SAL!

Si bien es cierto que nuestro cuerpo necesita de muchos nutrientes, es necesario saber que hay una cantidad determinada por cada uno de ellos. El exceso de uno o alguno de estos nutrientes puede significar el origen de un gran problema de salud. Por ejemplo, cuando consumimos demasiada sal, el nivel de sodio se eleva demasiado y puede causar molestias corporales y padecimientos graves con el pasar de los años. Nuestro cuerpo suele presentar síntomas particulares cuando hay un índice alterado de sodio y hay que conocer y diferenciar cada uno.

Resulta que cada señal puede confundirse con cualquier otro indicio de enfermedad, por este motivo es realmente imperativo que conozcamos los cambios que ocurren en nuestro cuerpo, saber qué es lo que estamos comiendo, es decir, conocer la composición y propiedades de cada alimento y tratar por todos los medios de mantener un estilo de vida saludable, eso incluye una buena alimentación, rutinas de ejercicio y control emocional.

Señales de que consumes demasiada sal

4 señales que nos indican que estamos consumiendo demasiada sal

Micción constante:

A pesar de que el orinar es algo normal y hay que hacerlo de manera diaria para expulsar toxinas, grasas y bacterias, cuando consumimos demasiada sal, los riñones trabajan mucho más para eliminar el sodio que se acumula en ellos.

Si te das cuenta que vas al baño más de 4 veces y sientes incomodidad en la vejiga, efectivamente se trata de una acumulación severa de sodio. Tienes que tener mucho cuidado con esto porque se pueden formar cálculos en los riñones y esto es bastante delicado si no se trata a tiempo.

Déficit en la memoria y en la concentración:

Debido a la deshidratación que sufre el cuerpo por orinar demasiado en un día, el cerebro también se ve afectado, sobre todo en el área cognitiva, pues tanto la memoria como la concentración y la vista tienen problemas para funcionar correctamente. Sin suficiente agua en el organismo, los órganos dejan de hacer su trabajo.

Sed desmesurada:

¿Te has dado cuenta que cada vez que consumes algo salado, en seguida te da sed? Pues esta es una señal que envía el cerebro, con el cuál te adviertes que necesitas agua en tu sistema para no deshidratarte. Además, debemos destacar que el agua se encarga de nivelar el porcentaje de sodio, hierro, potasio y demás minerales que consumimos.

Dolores de cabeza:

El alto consumo de sal hace que los dolores de cabeza se intensifiquen con el tiempo. De hecho, hay un estudio que verifica el hecho de que consumir más 3500 mg de sodio diarios hacen que la cabeza duela de forma tan aguda que las venas se marcan y el cerebro de inflame.

Todos estos síntomas se presentan de manera concurrida, así que si los tienes, no hay duda de que estas consumiendo demasiada sal a diario.

¿Te sientes identificado con uno o todos los síntomas? Compártenos tu opinión y difunde en tus redes sociales.

Fuente.