10 Razones por las que usted debe comer una taza de piña al día!

La piña además de ser una fruta con un sabor muy delicioso y cítrico, es un alimento colmado de muchas vitaminas, proteínas y minerales que la convierten en un perfecto ingrediente para un remedio natural. Muchas personas ignoran todas las cualidades curativas que posee esta fruta y todas las enfermedades y malestares que puede tratar. Dentro de las características de la piña, podemos tomar en cuenta que ayuda a prevenir las hipertensiones problemas de envejecimiento y muchos más, en tanto y en cuanto se consuma naturalmente y preferiblemente sin otro complemento.

Privilegios en el consumo de la piña

Previene la diabetes tipo 1 y 2:

La vitamina C es uno de los componentes que evita el padecimiento de diabetes y enfermedades cardíacas, pues limpia el tránsito arterial, eliminando cualquier tipo de obstrucción, baja los niveles de glucosa en el organismo y reduce la producción de radicales libres.

Contiene Manganeso:

Este mineral tiene mucho que ver con la creación y distribución de enzimas y vitaminas en nuestro cuerpo. Tanto las vitaminas como las proteínas y minerales que incentiva el manganeso son fuentes inagotables de energía, por lo que quita el cansancio de nuestro sistema y nos mantiene activos y enérgicos para realizar nuestras actividades cotidianas.

Previene problemas tiroideos y nerviosos

Los minerales como el yodo, fósforo, calcio y vitaminas C atacan directamente las células malignas y malestares que puedan afectar las glándulas tiroideas y nuestro sistema nervioso.

Es anticoagulante:

La piña lleva consigo una enzima llamada bromelina que previene los coágulos sanguíneos y fortalece nuestro sistema inmune, logrando que este último excluya las bacterias externas al cuerpo y posibles infecciones.

Cura al intestino:

Al contener enzimas digestivas es perfecto para limpiar las paredes y tránsito intestinal, previniendo problemas relacionados al estreñimiento, gases, dolores y diarreas.

Mantiene la dermis en buen estado:

La piña tiene propiedades antioxidantes que ayudan en la eliminación de los radicales libres que generan arrugas, manchas e imperfecciones en la piel.

Impide la aparición de las caries:

Tanto el calcio como la vitamina C actúan de manera rápida y efectiva en contra las caries.

Estimula una buena visión:

Los antioxidantes de la piña también tienen mucho que ver en el combate contra la ceguera, pues regeneran las células oculares.

Logra que las posibilidades de sufrir hipertensión sean reducidas:

La combinación del potasio y el calcio que contiene la piña hace que el organismo combata la presión arterial elevada, dejando de lado la posibilidad de padecer hipertensión.

Ayuda a bajar de peso:

No contiene demasiadas calorías, aunado a esto, sus características cítricas reducen los antojos de alimentos ricos en azúcares y grasas. Es verdaderamente positivo ingerir esta fruta en las mañanas ya que nos brinda la energía necesaria para realizar nuestra actividades diarias.

Consume una taza con piña en trozos pequeños diariamente y proporciónale a tu cuerpo todos los minerales, proteínas y vitaminas de esta poderosa fruta. Difunde este interesante e informativo contenido para que más personas conozcan los beneficios de la piña.