Prepara en casa este aceite de JENGIBRE para curar dolores en el cuerpo, tos y más!

Todos en algún momento de nuestra vida hemos sentido dolor en diferentes partes de nuestro cuerpo, consumimos medicamentos farmacológicos para aliviarlos pero llega un punto en el que el fármaco deja de surtir efecto y procedemos a comprar otro. Los médicos tienen una amplia lista de pastillas para el dolor que son muy efectivos, y otros simplemente no lo son, entonces buscamos una segunda opción, algo más natural, económico y que alivie de una vez por todas esos molestos espasmos de dolor.

Aceite de jengibre

Existen, como todos sabemos, algunos remedios y brebajes naturales que sirven para menguar todo tipo de dolor, sus ingredientes principales varían entre frutas, verduras, hortalizas, especias y demás. En esta oportunidad vamos a darles una excelente y sencilla receta donde su principal material de cocción es el jengibre.

Hablamos del aceite de jengibre, esta sustancia vegetal hará desaparecer cualquier dolencia o inflamación que tengas, su preparación es sencilla y puede durarte por meses.

Ingredientes básicos

  • Jengibre fresco
  • Una taza y media de aceite de oliva
  • Un recipiente para hornear
  • Un rallador de queso
  • Un Colador de tela

Modo de preparación y consumo

  • Debes tomar una taza con jengibres frescos, lavarlos bien sin quitar la piel y dejarlos secar para posteriormente ser picados y rallados con el rallador metálico.
  • Añade el aceite de oliva y los jengibres al recipiente para hornear y mezclalos bien.
  • Coloca el recipiente el horno con una graduación de 150° y le dejas allí por al menos 2 horas.
  • Una vez transcurrido el tiempo estipulado tienes que esperar a que tenga temperatura ambiente y colarlo en el colador de tela para eliminar los pedacitos de jengibre.
  • Exprime el aceite sobrante y finalmente colócalo en botellas.

Si mantienes las botellas con el aceite en un lugar fresco tendrá una duración de 6 meses. Este tendrá un olor particular a pimienta con ligeros toques cítricos, así que si sientes que huele un poco picoso es totalmente normal.

Depende del propósito que le quieras dar se consume de diferentes formas. Si quieres aliviar dolores, aplica de dos a tres gotas en las zonas afectadas y hazte masajes suaves. Si necesitas erradicar los gases y la diarrea unta tres gotas del aceite en tu abdomen y haz fricción. Si deseas eliminar la tos y la gripe utiliza un difusor de aroma para inhalar 2 gotas. Con 4 gotas de aceite de jengibre será suficiente para masajear el área de estrías por toda la semana.

Beneficios del aceite de jengibre

Este fabuloso aceite sirve para eliminar las estrías, alivia todo tipo de dolor, mejora la circulación, combate los problemas respiratorios y digestivos. Además actúa como antiinflamatorio, antiséptico y analgésico. Dile adiós a la gripe y tos con este maravilloso aceite.

Te invitamos a dejarnos tu opinión en la sección de comentarios y compartir este interesante artículo en tus redes sociales.