El Vinagre y sus increíbles usos para la limpieza ¡Muy pocos conocen estos usos secretos!

Hace miles de años, las personas descubrieron un producto que cambiaría sus vidas para siempre. El vino ya se había descubierto, pero después de que algunos tuvieron un tiempo más de fermentación, el vinagre nació. Inmediatamente se convirtió en un éxito, los babilonios lo usaban como conservante, al igual que los antiguos griegos y romanos. Algunos pueblos, entre ellos los chinos, creían que era un tónico que les daría fuerza y ​​vitalidad, además de otorgar propiedades curativas.

Su ingrediente mágico es el ácido acético, que comprende cerca de 5 por ciento del producto acabado. El vinagre se ha producido comercialmente durante unos 2.500 años, por lo que es uno de los productos más antiguos en uso por los seres humanos. Hay muchos tipos diferentes por ahí, todos producidos por la oxidación del alcohol en ácido acético, pero el vinagre blanco o transparente es el más útil de todos.

¿Por qué utilizar el vinagre para limpiar?

Su acidez es lo que lo hace un limpiador tan bueno, esto se debe a que puede contrarrestar algunas acumulaciones repugnantes. Puede disolver las manchas del jabón, las salmueras dejadas por el agua, y el pegamento dejado atrás por las etiquetas engomadas. Es ideal para dar ventanas, espejos, pisos sin cera, paneles de madera o gabinetes un brillo extrema limpieza. De igual forma, es de gran utilidad para limpiar los cromos, acero inoxidable y remover las manchas de grasa de las estufas, parrillas, mesa de cocina, paredes y cualquier otra superficie, neutralizando cualquier olor en esas superficies y alejando a las moscas de ella.

También sirve para deshacerse de las manchas difíciles, una mezcla de él junto con bicarbonato de sodio puede disolver manchas de vino tinto en la ropa, incluso, elimina las manchas de orina de perro en las alfombras, paños o cualquier tela, así como también el olor que deja. Esta mezcla será de gran utilidad para desatascar y desodorizar los desagües, siendo más efectivos que los productos de limpieza comerciales.

¿Cuándo no se debe usar el vinagre?

Hay que tener cuidado, es una sustancia demasiada concentrada y puede manchar las telas delicadas. Usarlo en piedra natural, como el granito o el mármol, puede rasguñarlo, y aunque algunas personas lo usan como desinfectante, no es aprobado para este propósito por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, porque no hay evidencia de que el vinagre pueda deshacerse de algunos de los patógenos dañinos que se esconden en las superficies.

Procure nunca mezclar vinagre con lejía, la adición de un ácido a ella se convertirá en gas de cloro, una sustancia sumamente tóxica para los humanos. Estos ejemplos les darán una buena idea de cuándo se debe utilizar como producto de limpieza y los momentos que no es recomendable utilizarlo. De esta forma, podrá mantener su casa totalmente limpia sin sufrir ningún daño en el intento.

En la sección de comentarios podrás dejar tus dudas con respecto a este artículo, asimismo, te invitamos a compartirlo a través de tus redes sociales.