¿El verdadero amor “perdona”? No, están equivocados, el verdadero amor ¡NO traiciona!

Con el fin de entender el amor, tenemos que entender lo que significa. Se define como un intenso sentimiento de afecto por alguien, lo que permite ver a alguien tan impresionante y deseable en función de las creencias, juicios y experiencias. Una vez que alguien parezca atractivo, tanto mental como físicamente, el amor se convierte en un proceso biológico. Las reacciones físicas son una condición neurológica, cuando nos sentimos apegados a otra persona, nuestro cerebro libera sustancias químicas como la serotonina, la oxitocina, la vasopresina, la dopamina y la norepinefrina. Todos estos productos nos crean pensamientos de amor y sentimos sensaciones físicas que asociamos con ese sentimiento.

El verdadero amor no perdona

Dejando a la biología atrás, se dice que el verdadero amor es el estado en que se encuentra alguien cuando se siente conectado y feliz con otra persona, independientemente de lo que suceda. Además, la explicación del verdadero amor va mucho más allá de lo que hace o siente su cuerpo, o la forma de ver a alguien en una relación, éste consiste en satisfacer las expectativas de los demás y amarlos con confianza, aceptación y apoyo, es acerca de cómo tratar a alguien de forma especial, porque los ve de una manera amorosa.

El verdadero amor en pareja

Todas las relaciones tienen altos y bajos, momentos de felicidad y momentos de tristeza. El hecho de que haya momentos malos no quiere decir que el amor se haya acabado, o que sea falso, sencillamente es algo que tarde o temprano atraviesan todas las parejas, sin embargo, hay errores cometidos que pueden terminar con la relación.

Existen dos tipos de errores, los involuntarios y los voluntarios. El primer tipo, evidentemente, la persona que lo comete no tiene idea lo que está haciendo, por lo general se debe a un malentendido, desconocimiento o sencillamente porque realizó algo que no debía hacer y él lo ignoraba, en estos casos la mayoría de las parejas logran solucionarlo y seguir adelante con la relación amorosa. De aquí se acuñó la famosa frase “el verdadero amor perdona”, cosa que es cierta.

No obstante, el segundo tipo de error es más grave, en ellos se actúa con toda la intención de realizar una acción que, directa o indirectamente, terminará lastimando a su pareja, la más evidente de ellas es la infidelidad. Engañar a la pareja es algo malo, demuestra que ya no existe un sentimiento positivo de amor, se irrespeta la figura de la relación, algunos infieles afirman que lo hacen porque se confundieron, no saben lo que sienten, o sencillamente porque fue un impulso natural.

Independientemente de cual sea la causa de una infidelidad, la persona que la realiza sabe que le hará daño a alguien que lo ama, algunos recurren a la mentira y engaños para tratar de ocultar la verdad, pero cuando es revelada, comienza una etapa de arrepentimiento, de súplica para evitar el rompimiento, dicen todavía amar a pesar de haber traicionado la confianza. Si bien es cierto que el verdadero amor se trata de superar las dificultades y perdonar los errores, amar de verdad también significa respetar y jamás traicionar a la otra persona.

¡Comparte en tus redes sociales!