¡5 Buenas razones para dejar al perro dormir en la cama!

Un estudio reciente proveniente de los Institutos Nacionales de la Salud, llamado ¿Las mascotas en el dormitorio son un problema? llegó a la sorprendente conclusión que la mayoría de las personas que comparten camas con sus mascotas experimentan más beneficios que desventajas. Si usted no sufre de alergias o un sistema inmunológico muy débil, podrá intentarlo en cualquier momento. De igual forma, los dos inconvenientes principales para compartir una cama con su perro son la higiene y la interrupción del sueño, así que podrá compartir su cama siempre y cuando pueda tolerar el olor, el pelo y la mascota no lo despierta con el ruido o el movimiento.

Beneficios demostrados por la ciencia ocasionados por dormir con su perro

Ventajas de dormir con tu perro

Puede ser un aliado en el tratamiento de problemas psicológicos:

Para aquellos que sufren de ansiedad o de cualquier otra enfermedad mental, una mascota como terapia puede ser una fuerza impresionante para la recuperación del enfermo. Se ha demostrado que los animales son una fuerte fuente de apoyo social, protegiendo a sus dueños contra la lucha de la soledad, los pensamientos molestos y la depresión excesiva.

Ayudan a luchar contra el insomnio:

Muchas personas encuentran más fácil quedarse dormido cuando su pareja está al lado de ellos haciendo lo mismo. Para aquellos que no tienen una persona especial, o cuyo compañero se ha ido o no se encuentra en un horario de sueño similar, un perro puede proporcionar un efecto similar. Un cuerpo que duerme feliz, humano o no, puede ayudar a conseguir a otro que entre en su misma sintonía y haciendo que caiga más rápido dormido.

Tu perro te extraña durante el día:

Aquellos que sufren de culpabilidad por dejar a su perro cada vez que salen de la casa, permiten que su mejor amigo pueda acurrucarse a la hora de acostarse, siendo así un camino para aliviar ese peso dentro de la conciencia. Para nuestras mascotas, la hora de acostarse es absolutamente lo más destacado de su día.

Añaden un elemento de comodidad:

Los perros ofrecen un sentido físico y emocional de la comodidad a su dormitorio que incluso el más inteligente de los diseñadores de interiores nunca podría subir. Sin un perro, una cama es sólo una cama, con uno se convierte en una base para relajarse tranquilamente al final de un largo día.

Los perros son protectores naturales:

Muchas personas cuando duermen solas llegan a ser algo paranoicas, comienzan a tener pensamientos ansiosos como por ejemplo, tienen miedo que alguien extraño entre a su cuarto, están pendiente de los sonidos raros o si hay algo tenebroso en la ventana. Es por ello que cuando se tiene a la mascota cerca, se dormirá tranquilo porque serán la primera línea de defensa en contra de cualquier intruso y, probablemente, le dará una sensación muy necesaria de seguridad y tranquilidad.

En la sección de comentarios podrás dejar tu opinión con respecto a este tema. Asimismo, te invitamos a compartirlo a través de todas tus redes sociales.